MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Mapfre AM, la gestora de activos de la aseguradora, espera cerrar el año con casi 500 millones de suscripciones netas en fondos de inversión y pensiones, el mejor ejercicio de los cinco últimos.

Así lo puso de manifiesto el responsable de Mapfre AM, Álvaro Anguita, en un almuerzo con periodistas junto al director general de Inversiones de Mapfre, José Luis Jiménez, en el que hicieron balance de la actividad de gestión de la aseguradora.

Anguita apuntó que esperan cerrar el año con casi 500 millones de suscripciones, el mejor ejercicio de los cinco últimos. Esta cifra se desagrega en unos 360 millones en instituciones de inversión colectiva y 100 millones en fondos de pensiones.

Para 2023 se marcan continuar potenciando la venta institucional, con objetivos por encima de los 300 millones, y ampliar la gama de productos sostenible.

En cuanto a Mapfre Gestión Patrimonial, Jiménez indicó que cuenta con un patrimonio de 1.400 millones de euros, un 6% superior al registrado en octubre de 2021. El número de clientes ha aumentado un 20%, hasta los 11.300, y el objetivo para 2023 es elevar otro 20% el volumen de activos.

De cara a 2023, Mapfre Gestión Patrimonial abrirá oficinas en Palma, Alicante y Málaga. Esta unidad de negocio cuenta con un equipo de 19 directores de oficina y asesores financieros, a los que se suman 174 agentes financieros y mediadores, más siete acuerdos de colaboración suscritos con entidades de asesoramiento financiero.

En una reflexión sobre la situación macroeconómica, Jiménez consideró que lo sucedido en Reino Unido, con la penalización en los mercados del plan fiscal de la ex primera ministra Liz Truss que finalmente se retiró, es un «aviso a navegantes» y el «riesgo» por falta de ortodoxia económica «va a salir por algún lado». Confió en que el Banco Central Europeo (BCE) compre la deuda de los países periféricos como España.

Jiménez insistió en «no tirar» el dinero público, si bien señaló que son «muchos» los parlamentos fragmentados, «no es solo en España», y lamentó que la visión que prima es cortoplacista.