MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publicó este martes dos artículos sobre los fondos de inversión españoles y su relación con el cambio climático y concluye que los fondos españoles presentan un menor riesgo de transición que sus comparables europeos.

Según informó la CNMV este martes, un primer artículo, firmado por Ricardo Crisóstomo, concluye que, en un escenario de transición de forma abrupta, los fondos de inversión sufrirían una pérdida media del 5,7%. No obstante, la distribución de riesgo es muy asimétrica y la pérdida de los fondos con peor comportamiento se eleva hasta el 21,3%.

Por clases de activo, los de renta variable sufren las mayores caídas (-12,7%), seguidos por los de bonos corporativos (-5,6%), y los de bonos del Estado (-4,7%).

En un segundo artículo, rubricado por Ramiro Losada y Albert Martínez, se estima la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero de los emisores de valores españoles y evalúa el grado de alineación de sus metas de reducción de emisiones con los objetivos del Acuerdo de París.

Por un lado, se han empleado las respuestas de un cuestionario enviado a 99 emisores, y por otro, se ha utilizado la información que ofrecen las bases de datos comerciales y, finalmente, se han incorporado parte de las estimaciones del trabajo realizado por Crisóstomo (2022) para los fondos, enfocadas, en este caso, a describir el riesgo de transición de los emisores de valores.

Se constata una disminución progresiva de las emisiones de gas de efecto invernadero de las empresas medido en toneladas de CO2.Así, entre 2018 y 2021 se observa una disminución de las emisiones del 13,7%, si bien se constatan limitaciones existentes en el reporte de las emisiones de alcance 3 -las que proceden de la cadena de valor-.

Quizás también te interese:  Coliflow celebra su primer aniversario con presencia en más de 1.700 puntos de venta en España y Portugal

Según los planes publicados, las grandes empresas esperan seguir disminuyendo sus emisiones de alcance 1 y 2 -las directas e indirectas- de forma significativa, según el acuerdo de París y la legislación de la Unión Europea. En cambio, cuando se incorporan las previsiones sobre las emisiones de alcance 3, con las limitaciones comentadas, la reducción de las emisiones no sería suficiente para cumplir con dichos objetivos.

La CNMV concluye que las compañías analizadas están reaccionando de manera adecuada a los retos que plantea el cambio climático, siendo las de mayor tamaño las que se encuentran en una fase algo más avanzada, a tenor de un índice de cambio climático que ha elaborado y que refleja una puntuación de 69,5 sobre 100.

El artículo pone de manifiesto la necesidad de continuar con la mejora del alcance y de la calidad de los datos proporcionados por las entidades.