MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

La periodista y miembro del Consejo de Administración de Telemadrid, Elsa González, cuenta «la historia apasionante» de la Cadena COPE, «con sus luces y sus sombras», en el libro ‘Cadena Cope. La radio de las estrellas’ (Editorial Almuzara).

«Es una historia apasionante, con sus luces y sus sombras, una historia viva de la radio española que había que contar», resaltó la periodista a Servimedia.

«COPE es un medio vivo, una entidad que tuvo que debatirse entre los principios que la guían y la vorágine empresarial. No tengo ninguna duda de que la cadena COPE en estos últimos 40 años de historia ha ayudado a reafirmar las libertades y la democracia», razonó la periodista.

En su opinión, la cadena de los obispos revolucionó la radio de la mano de un fraile dominico, José Luis Gago, «que fichó a Luis del Olmo».» Cuando él llega, la COPE era un reino de taifas y él emprende el cambio necesario e introduce el editorial en la radio».

Sostiene González en su libro que la radio moderna es lo que hoy es gracias a Luis del Olmo .»Una figura de éxito que creció en esta cadena, un pionero que hizo el camino de la radio para el siglo XXI porque consolidó las tertulias y abrió una ventana a la actualidad, al entretenimiento con información, que luego copiaron todas las emisoras».

De José María García, otra de las estrellas de la COPE, dice que «arrebató el micrófono al locutor y se lo entregó al periodista. Apostó por la investigación, la denuncia, cuando se abre la puerta a las libertades en España. Su estilo es provocador y desenfadado, propicia debates y polémicas. Sus primicias, imbatibles. Y ahora Paco González, Manolo Lama o Pepe Domingo Castaño siguen la estela de García».

También califica de producto ‘made in Cope’ a Encarna Sánchez «que rompió moldes en la radio». «Tenía una capacidad de atracción enorme, era una líder indiscutible de audiencia desde que nació su programa hasta que falleció. Tenía mucha fuerza. recuerdo que un día José María García invadió su espacio por una etapa ciclista y «sin contarse» Encarna dijo por antena, «nada que siga Garcia y su equipo con las bicicletas»».

Glosa a Carlos Herrera, «el comunicador con mayor influencia en la historia de la radio. Tuvo que sustituir a Luis del Olmo, un encargo complicado, y al segundo día se puso enfermo y estuvo así una semana, pero cuando volvió tenía la misma fuerza y seguridad».

Entre las sombras de la historia de la Cadena COPE resalta el paso de Federico Jiménez Losantos, «que preocupó mucho a los obispos» o «cuando se compraron emisoras en Cataluña, propiedad de la extinta CiU y se encontraron con un pufo tremendo que estuvo a punto de provocar un ERE en la cadena».

El libro no es sólo para periodistas o estudiantes de periodismo, sostiene la autora, «es muy ameno y a veces hasta parece un ‘thriller'».