MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Casi 3.000 alumnos de entornos desfavorecidos en Navarra participarán del proyecto piloto que pondrán en marcha el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Gobierno foral, con una inversión superior a los 2,2 millones de euros.

Así se recoge en un convenio firmado este martes entre la Secretaría General de Inclusión y el departamento de educación de Navarra, que prevé la puesta en marcha de este nuevo itinerario de Inclusión dirigido a familias receptoras del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Este tendrá una dotación presupuestaria de más de 2,2 millones de euros procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y consistirá en realizar tutorías online en grupos pequeños para 850 alumnos de entornos vulnerables.

Ambas administraciones comprobarán la efectividad de un programa intensivo telemático de refuerzo educativo con profesionales docentes, centrado en matemáticas para alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria y 1º y 2º de Secundaria (de 10 a 14 años) de entornos vulnerables de la Comunidad Foral de Navarra, idealmente de familias receptoras del IMV y renta garantizada. Todo el personal tutor seleccionado para el programa recibirá una formación básica de al menos 15 horas con un componente pedagógico para impartir clases de forma efectiva ‘on line’.

Según explica Inclusión, se realizarán tres tratamientos diferentes al alumnado y tutores participantes, en trimestres distintos del curso escolar. El objetivo es identificar aquel más idóneo para el colectivo objeto de la intervención y que pudiera ser extrapolable a una política pública de educación que trate la materia en la comunidad foral.

El primer tratamiento consistirá en un programa intensivo de tutorías telemáticas en grupos de dos alumnos por mentor. El segundo medirá la efectividad del mismo programa, pero con 3 niños por mentor. Si los resultados fueran similares a los obtenidos con 2 niños, un diseño de este tipo podría abaratar significativamente los costes en futuros diseños de política pública. El tercero consistirá en variar la formación que reciben los tutores, con mayor énfasis en aspectos socioemocionales.

Quizás también te interese:  La técnica del vidrio soplado y la trashumancia, candidatas a la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial