Poner y ser parte de la banda sonora de una película no siempre ha sido fácil. Son canciones que sobreviven a la película en muchos casos y que llevan, además, el sello de los productores, con lo que poca opción de improvisación se permite.

Sin embargo, a lo largo de la historia han sido grandes los cantantes y grupos que han formado parte de la sintonía de películas que han pasado a ser parte del cine contemporáneo.

Un magnífico Phil Collins poniendo sonido al Tarzán con You’ll be in my heart, el gran Elton John con la BS del Rey León y su tema central Circle of Life o el sonido irrepetible de Aerosmith en la banda de Armaggedon consiguieron hacerse con un hueco en el corazón de los cinéfilos más exigentes.

Pero, ¿cuáles son las bandas sonoras más vendidas de la historia?

En primer lugar, como no podría ser de otra manera, se abre camino la inigualable y maravillosa voz de Whitney Houston que dio a El Guardaespaldas no solo la interpretación sino el sonido que mejor supo venderse.  Al margen de la música, única y que supuso su estrellato más absoluto, se unió un Kevin Costner que hizo uno de los legendarios papeles de su carrera cinematográfica. Superar la barrera de los 27 millones de copias no es nada sencillo, y más cuando el siguiente número casi le da los 27.5 millones.

Tras ella, los pasos de baile de un jovencísimo Travolta en Fiebre del Sábado noche con Bee Gees y también Stevie Wonder que consiguieron en 1977 más de 21 millones de copias vendidas de la música que hizo bailar a toda una generación en las pistas de medio mundo.

Quizás también te interese:  Bajo la Influencia del Grunge: Pearl Jam y Soundgarden en los 90

Finalmente, en tercer lugar y cerrando el podium, Celine Dion bordó la interpretación del tema central de una de las películas más taquilleras de la historia, no exentas de polémica por sus protagonistas y su famosa tabla atlántica: Titanic. A finales de la década de los 90 consiguió hacer unas ventas que superaron los 18 millones de copias.