Si hay algo que necesita para superarse una banda sonora, ese es el desamor. Sentirse entendido por letras que reflejen en realidad qué pasa por la mente, ver que no se es el único que lo pasa mal o que se siente perdido ayuda según los terapeutas a ir, progresivamente, cerrando heridas y superando el duelo.

En eso, la música es única ya que, más allá de la letra, la melodía acompaña el drama. Así que si te encuentras en este estadio, vamos a proponer 5 clásicas que te ayudarán a hundirte más en el pozo del desamor para que luego surjas cual ave fénix.

  1. Yesterday de los Beatles: un clásicazo. «Ayer, el amor era solo un juego sencillo al que jugar…» toma frase.  Lanzada en 1965 parece que no caduca aunque pasen los años. Fue de hecho, como curiosidad, la primera canción que fue interpretada solo por un Beatle, McCartney, pero además, es, por ser la más versionada, la más rentable de la historia.
  2. I will always love you de Whitney Houston: en realidad es de Dolly Parton, pero nada que decir a la versión que sirvió de plato fuerte de la película que, junto con Kevin Costner, interpretó Houston. Si algo conmueve es escucharla con su voz, su forma de entonarla y su cadencia.
  3. Nothing Compares 2U: el otro día hablábamos de la versión de Prince. Pero si de verdad quieres que se te caigan las lágrimas, vete a LA VERSIÓN. Esta es la que interpretó Sinead O’Connor. Su particular voz, su forma de interpretarla y el vídeo te llevarán al estado. No en vano es un himno desde mediados de los 80. Nuestra recomendación es escucharla en un directo de O’Connor, para de verdad sentir su voz.
  4. Ain’t no sunshine de Bill Withers forma parte de las 500 mejores canciones de la historia y si te paras a pensar su letra…llega el momento de sentirse uno y fusionarse con ella.
  5. Finalmente, no podemos acabar la lista al puro estilo de Bridget Jones con el All by myself de Celine Dion, un clásico donde los haya que ha servido para bandas sonoras no solo de películas sino de historias de amor.