– Según la Aemet

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

Este fin de semana habrá un aumento de temperaturas en la mayor parte de España y lluvias acotadas al tercio norte peninsular que irán a menos conforme pasen los días, todo ello acompañado de más horas de sol en amplias zonas.

Con ello, quedará aparcado definitivamente el frío de finales del invierno que trajo un frente asociado a la borrasca Noa tanto este miércoles como este jueves, sobre todo en el norte de la península.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, señala que las temperaturas subirán sobre todo en Cáceres, Huesca, Lugo, Ourense, Valladolid y Zamora, con seis grados más entre este viernes y este domingo.

El domingo será el día más caluroso, con 32 grados en Sevilla, 31 en Córdoba y Huelva, y 29 en Granada como capitales más cálidas. En cambio, suavizará más en Pamplona, San Sebastián, Santander y Vitoria, donde los termómetros llegarán como mucho a 16 grados.

“Este fin de semana esperamos una subida de las temperaturas, que se inicia ya este viernes”, indicó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Lo más destacado de este viernes serán los vientos fuertes en el nordeste peninsular y el temporal marítimo con fuerte oleaje en el litoral cantábrico y algunas lluvias en el área cantábrica y puntos de la Meseta Norte.

En cuanto al sábado, las precipitaciones quedarán acotadas a las comunidades cantábricas y los Pirineos (en esta zona montañosa podría nevar por encima de 1.300 metros). El viento seguirá soplando con fuerza en amplios lugares del norte y el este peninsular.

“Aunque bajarán las temperaturas en el tercio norte y será una jornada fresca por allí -por ejemplo, Pamplona y Vitoria no pasarán de los 12 o 13 grados-, en el resto del territorio seguirán subiendo las temperaturas. Por ejemplo, Barcelona marcará 23 grados de temperatura máxima; Madrid, 25, y Córdoba y Sevilla podrán superar los 30 grados”, indicó Del Campo.

Este domingo continuará el tiempo estable, con “cuatro gotas” de lluvia solo en el Cantábrico y puntos de los Pirineos, según Del Campo. Las temperaturas seguirán su escalada. “Hablaremos ya de una jornada cálida para la época en el oeste de la península”, añadió el portavoz de la Aemet.

Canarias tendrá un fin de semana con cielos poco nubosos y temperaturas en ligero descenso con respecto a los últimos días.

SEMANA DEL 17 AL 23 DE ABRIL

La próxima semana proseguirá el tiempo anticiclónico en la mayor parte de España. “Será más cálida de lo normal, con unas temperaturas medias entre tres y seis grados por encima del promedio habitual para estas fechas. “Los termómetros tan solo se quedarán en valores propios para la época en el área mediterránea peninsular y Baleares”, apuntó Del Campo. Y apenas habrá lluvias.

El lunes y el martes brillará el sol en la mayor parte de España, aunque se formarán nubes por las tardes que podrían dejar algún chaparrón en el noroeste peninsular y Baleares, sobre todo en el Pirineo catalán. Las temperaturas cambiarán poco, si acaso bajarán ligeramente el martes.

Quizás también te interese:  Descubre los mejores locales de música en directo en Rota: una guía completa para los amantes de la música en vivo

Esos dos días podría helar de madrugada en puntos de la Meseta Norte y páramos del centro peninsular, pero el ambiente será templado en las horas centrales del día y algo más cálido en el suroeste, con más de 30 grados en Badajoz, Córdoba y Sevilla.

A partir del miércoles, lo más probable es que continúe el tiempo estable en general, otra vez con nubes de evolución diurna que en el noroeste podrían desembocar en algún chubasco tormentoso. También podría llover desde el viernes en Galicia y las comunidades cantábricas, sin descartar que esas lluvias se extiendan de forma débil y dispersa a otros puntos de la mitad norte de la península.

“Todo esto acompañado de temperaturas que a partir del miércoles volverán a subir, otra vez con más de 30 grados en el valle del Guadalquivir. Un ambiente cálido para la época en la mayor parte de España”, apostilló Del Campo.

En Canarias, a partir del martes es posible que aumente la nubosidad en el norte de las islas más montañosas, donde podrían aparecer lloviznas.

SEMANA DEL 24 AL 30 DE ABRIL

Por otra parte, la semana del 24 al 30 de abril, con la debida incertidumbre en el pronóstico meteorológico, podría estar dominada por un ambiente más cálido de lo normal para la época del año, especialmente en el centro y el oeste de la península, donde las temperaturas estarán entre tres y seis grados por encina de lo normal.

Durante esos días no hay una tendencia clara en cuanto a las precipitaciones.

MAYO A JULIO

La predicción a largo plazo para el trimestre comprendido entre mayo y julio, según el programa Copernicus -del Centro Europeo de Predicciones a Medio Plazo, consorcio del que forma parte la Aemet-, indica que lo más probable es que durante esos meses continúe el tiempo más cálido de lo normal en España.

“Hay entre un 50 y 70% de probabilidades de que así sea, frente a un 10 a un 20% de probabilidades de que se trate de un trimestre más frío de lo normal. Pero, con la información disponible actualmente, no podemos determinar aún que sucederá con las lluvias. Habrá que esperar un poco más para ver si si llegan las lluvias en mayo o si se trata en general de un trimestre más seco de lo normal”, comentó Del Campo.

El portavoz de la Aemet agregó al respecto: “Lo que sí suele suceder en España después de mayo es que las precipitaciones suelen ser, por regla general, escasas. Se pueden producir tormentas fuertes en esos meses en algunas zonas, incluso acompañadas de granizo, pero no suelen ser episodios generalizados ni persistentes que ayuden a paliar una situación de sequía meteorológica”.