MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

La Vocalía Nacional de Alimentación del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) presentó este lunes los resultados del ‘Plan de Educación Nutricional a la Población por el Farmacéutico’ (Plenufar 7), una iniciativa en la que participaron más de 1.700 farmacéuticos voluntarios para diseñar un algoritmo de medición del bienestar nutricional de los españoles mayores de 18 años.

En rueda de prensa, el presidente del Cgcof, Jesús Aguilar, destacó que “esta iniciativa es histórica para mejorar la salud de la población y su bienestar promocionando y concienciando de hábitos saludables y de alimentación. La nutrición es fundamental en la calidad de vida, ya que cuando no es adecuada influye en la aparición de enfermedades”.

En concreto, Plenufar 7, que contó con la colaboración de Laboratorios Cinfa y del Instituto Imdea Alimentación de la Comunidad de Madrid, permitió establecer una clasificación del bienestar nutricional de los españoles en cinco categorías: Activo Mediterráneo, Saludable, Milenial Occidentalizado, Metabólicamente vulnerable y Dismetabólico.

Para ello, se recogieron desde las farmacias comunitarias, las respuestas a cuestionarios de cerca de 100 variables relacionadas con la salud a más de 5.500 voluntarios. Con toda esta información se creó un algoritmo conformado por un total de 26 marcadores, asociados con los diferentes perfiles y patrones de bienestar nutricional, y que permite estimar así escalas cuantitativas predefinidas, lo que se conoce como nutriíndices.

Estos nutriíndices son herramientas usadas en la nutrición personalizada de precisión para cuantificar el estado nutricional y la calidad de vida de la población española de forma objetiva.

BIENESTAR NUTRICIONAL

En este sentido, Aguilar subrayó que “mediante el algoritmo computacional se podrá dar información a las personas que acudan a las farmacias comunitarias para conocer su estado de bienestar nutricional, favoreciendo la promoción de la salud y la prevención”.

Durante su intervención, el vocal nacional de Alimentación del Cgcof, Aquilino García, explicó que “con este algoritmo creado por los farmacéuticos hemos podido clasificar a la población y, sobre todo, a aquellas personas en riesgo de desarrollar enfermedades cardiometabólicas para poder actuar con una nutrición personalizada”.

De hecho, añadió, con el Plenufar se volvió a comprobar que más de la mitad de la población tiene un problema de sobrepeso u obesidad, más en los hombres que en las mujeres.

CATEGORÍAS

En la categoría Activo Mediterráneo, el 16,5% de los voluntarios se engloban en este nutritipo. El perfil predominante son varones con edad media de 47,2 años. De formación universitaria o profesional, trabajo remunerado y no fumadores.

Presentan bajo riesgo de enfermedades cardiometabólicas y una correcta autopercepción del peso con un índice de masa corporal dentro de la categoría de normopeso y sobrepeso. Tienen una alta adherencia a la dieta mediterránea con un alto consumo de verdura, fruta, pescado, carnes magras y cereales integrales, con una autopercepción de su salud buena-muy buena. Y son personas con una alta actividad física de 3-5 días por semana de actividad intensa y/o moderada.

Quizás también te interese:  Más de 1.000 millones de jóvenes están en riesgo de pérdida auditiva por escuchar música alta con auriculares

En la categoría Saludable, el 25,1% de los voluntarios se engloban en este nutritipo. El perfil predominante son mujeres con edad media de 43,1 años. Formación universitaria/profesional, trabajo remunerado y no fumadoras. Presentan bajo riesgo de enfermedades cardiometabólicas y una correcta autopercepción del peso con un índice de masa corporal dentro de la categoría de normopeso.

Tienen una alta adherencia a la dieta mediterránea con un alto consumo de verdura, carnes magras y cereales integrales, con una autopercepción de su salud buena-muy buena. Y son personas con una actividad física moderada de 2-3 días por semana de actividad intensa y/o moderada.

MILLENIALS

En la tercera categoría denominada Millenial occidentalizado, el 28,6% de los voluntarios se engloban en este nutritipo. El perfil predominante son varones y mujeres con edad media de 39,8 años. Formación universitaria o profesional, trabajo remunerado y no fumadores. Presentan bajo riesgo de enfermedades cardiometabólicas y una correcta autopercepción del peso con un índice de masa corporal dentro de la categoría de normopeso.

Tienen una adherencia baja-media a la dieta mediterránea con un alto consumo de carne roja, bebidas azucaradas y repostería, con un consumo limitado de pescado y frutos secos. Tiene una autopercepción de su salud buena con tendencia a sentirse triste, desanimado y bajo de ánimo con una frecuencia moderada. Y son personas con una actividad física moderada de 0-2 días por semana de actividad intensa y/o moderada.

En la categoría Metabólicamente vulnerable, el 18,3% de los voluntarios se engloban en este nutritipo. El perfil predominante son mujeres con edad media de 58,1 años. Formación universitaria/estudios primarios, trabajo remunerado o jubilados y no fumadoras. Son susceptibles a tener síndrome metabólico, presentan diabetes, hipertensión arterial y dislipemias.

AUTOPERCEPCIÓN DEL PESO

Tienen una correcta autopercepción del peso con un índice de masa corporal dentro de la categoría de sobrepeso. Presentan una alta adherencia a la dieta mediterránea con un alto consumo de verdura, carnes magras y cereales integrales. La autopercepción de su salud es buena con incapacidades físicas y emocionales. Y son personas sedentarias, de 0-1 días por semana de actividad física moderada.

Asimismo, la última categoría denominada Dismetabólico, el 11,5% de los voluntarios se engloban en este nutritipo. El perfil predominante son varones de edad media de 56,8 años. Formación estudios primarios/secundarios, trabajo remunerado/jubilados y exfumadores/fumadores con una media de 10-20 cigarrillos por día.

Tienen un alto riesgo de síndrome metabólico (obesidad, diabetes tipo 2, dislipemias, hipertensión arterial) y una infraestimación del peso con un índice de masa corporal dentro de la categoría de sobrepeso y obesidad tipo I. Presentan una baja adherencia a la dieta mediterránea con un alto consumo de carne roja, grasas refinadas, bebidas azucaradas, cereales refinados y repostería, con un bajo consumo de pescado y frutos secos. La autopercepción de su salud es regular-buena con incapacidades físicas y emocionales. Además, son personas muy sedentarias.