MADRID/GUARDA, 14 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha inaugurado este viernes, junto a su homóloga del Gobierno portugués, Ana Mendes, el Centro para la Economía y la Innovación Social, del que Díaz proclamó que es un “ejemplo de “política útil para ensanchar derechos y mejorar la vida de la ciudadanía”.

Este centro, situado en la localidad portuguesa de Guarda, es el primero conjunto entre ambos países, con el que se dará respuesta a las necesidades de formación en el ámbito de la economía social. Para Díaz, es un sector que se caracteriza por propiciar la creación de empleo con condiciones laborales dignas, a la vez que promueve la solidaridad y la cooperación.

La participación española, que será a nivel formativo, nace del compromiso entre los ministerios de Trabajo portugués y el español en estrechar lazos, buenas prácticas y políticas beneficiosas en materia laboral. “Hemos firmado siete acuerdos bilaterales, activado dos planes de trabajo bianuales y celebrado cuatro cumbres al más alto nivel”, recordó la vicepresidenta, que elogió que “la relación de nuestros países es inmejorable”.

Esta necesidad de una continua actualización de conocimientos y competencias, de fomentar el sector fortaleciendo los recursos humanos y otras formas de emprendimiento colectivo más sostenibles desde el punto de vista medioambiental y social, entronca, además, con el compromiso con el Año Europeo de las Competencias y el Pacto Europeo por las Competencias, promovidos por la Comisión Europea y que España desarrollará a partir de julio, durante la presidencia del Consejo de la Unión Europea.

El centro de Guarda aspira, además, a convertirse en un referente en ambos países de las empresas y entidades de la economía social (cooperativas, empresas de inserción, mutuas, sociedades laborales o centros especiales de empleo, entre otros).

Quizás también te interese:  El espacio cultural que albergará la sede del Banco Santander se llamará Faro Santander

Según subrayó la titular de Trabajo española, la puesta en marcha del Centro para la Economía y la Innovación Social de Guarda es una apuesta por el futuro y el presente de una forma de entender la empresa y el emprendimiento que aporta progreso económico y cohesión social. “La política útil”, insistió, “es cumplir con los compromisos que mejoran la vida de la gente”.

La Economía Social en España está integrada por unas 43.000 empresas y entidades que constituyen cerca del 10% del PIB. En total unos dos millones de personas trabajan directa o indirectamente en el sector.