– Durante 2022, primer año completo con límite a 30 km/h en las calles de un carril por sentido

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

Las muertes de tráfico urbanas disminuyeron un 14% durante el año pasado con respecto a 2019 -último año sin restricciones a la movilidad impuestas por la pandemia de la covid-19-, debido fundamentalmente al límite a 30 km/h en las calles de un único carril o de un carril por sentido.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, apostó ese dato este miércoles al inaugurar el Congreso de Seguridad Vial Urbana, celebrado en Madrid y organizado por la Policía Municipal de esa localidad y la Fundación para la Seguridad Vial (Fesvial).

El límite de velocidad a 30 km/h en la mayoría de las calles españolas entró en vigor el 11 de mayo de 2021. Hasta entonces, la limitación genérica era de 50 km/h en las vías urbanas de España.

Pues bien, la cifra de personas fallecidas por siniestro de tráfico en las ciudades españolas se redujo un 14% durante el año pasado en comparación con 2019 (en 2020 y 2021 hubo restricciones a la movilidad varios meses debido a estados de alarma para frenar la expansión del coronavirus).

“Confirma el salto adelante en la mejora de la seguridad vial en nuestras ciudades, un dato significativo y esperanzador”, apuntó Navarro.

Además, Navarro recalcó que en 2022 hubo 148 días sin víctimas mortales en los municipios españoles y 21 de las 36 personas fallecidas en coche o furgoneta no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Respecto al primer año con el límite a 30 km/h (del 11 de mayo de 2021 al 11 de mayo de 2022), Navarro señaló que la mortalidad urbana bajó un 14% y también hubo descensos en los atropellos (un 23% menos) y las personas mayores de 65 años (un 37% menos).

En 2021 (último año con datos cerrados) hubo 417 personas muertas por siniestros de tráfico en las ciudades de España, un 44% por atropello y un 29% motoristas.

Quizás también te interese:  La Feria del Libro de Madrid incrementa este año sus actividades culturales

Navarro recordó que el límite urbano a 30 km/h fue recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y concejales de varios ayuntamientos de ciudades populosas de España animaron a la Dirección General de Tráfico (DGT) a implantarlo, así como la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

“Ayer nos llegó un correo electrónico del Banco Mundial pidiendo información del 30 km/h porque quiere incorporar la experiencia española en una guía que están haciendo”, indicó, antes de destacar que ese límite de velocidad “garantiza la seguridad y la convivencia de los diferentes medios de movilidad”.

FUTURO

En cuanto al futuro de la movilidad segura, Navarro citó como factores a tener en cuenta el envejecimiento de la población, ya que España tiene 9,5 millones de personas mayores de 65 años (más que jóvenes de hasta 16 años) y son “grandes usuarios del transporte público y del desplazamiento a pie”.

Otros elementos se refieren al “cambio cultural de la propiedad al uso”, pues el 53% de los coches estaban el año pasado matriculados a nombre de personas jurídicas, como Administraciones públicas y empresas), la cultura de “compartir” de los jóvenes cuando se desplazan y las nuevas tecnologías.

“Somos un referente mundial en seguridad vial urbana. Saquémonos complejos y reconozcámoslo. El resto es ser un referente en movilidad segura”, apostilló.

Por otro lado, el presidente de Fesvial, Javier Llamazares, recalcó que la movilidad en las ciudades supone “un serio problema” por cuatro razones: en ellas se aprende a conducir y “muchos accidentes de tráfico en las carreteras se gestan por una mala educación vial en las ciudades”; los siniestros urbanos tienen repercusiones sanitarias, sociales y económicas; hay nuevas formas de movilidad para evitar que se conviertan en fuentes de siniestralidad, y el peatón es el usuario que “más está sufriendo la accidentalidad”.