MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Un total de 57 asociaciones y empresas de la radiodifusión y las industrias culturales y creativas de 18 países europeos se han unido para hacer un llamamiento a Europa (‘Call to Europe’) e instar a los legisladores y reguladores a preservar la Banda sub700MHz de la UHF (470-694 MHz) para la radiodifusión terrestre y la producción europea de contenidos más allá de 2030.

«Está en juego la televisión universal, libre y gratuita que ven 80 millones de personas en Europa», alerta en un comunicado Televisión Comercial en Abierto (Uteca). La televisión gratuita es la que se ve el 43% de los hogares de la UE, mientras que en España el 99% de los hogares tiene acceso a la TDT. El futuro de esta banda de espectro se debatirá y decidirá en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones que tendrá lugar en 2023 (CMR-23).

Uteca también señala que peligra «la producción de contenidos audiovisuales y eventos de todo tipo», ya que son las frecuencias que se utilizan para equipos como los micrófonos inalámbricos o los sistemas de monitores internos para conciertos, conferencias y cualquier tipo de evento en directo, «afectando a organizaciones culturales, deportivas, artísticas, políticas, religiosas, educativas y de la sociedad civil, entre otras».

Asegura que sin el acceso a esta banda de frecuencias la televisión terrestre y la producción de contenidos, especialmente en directo, serán inviables. El sector europeo de la radiodifusión y las industrias culturales y creativas han publicado un manifiesto que han hecho llegar a todas las instancias públicas y privadas implicadas en esta decisión, que debe tomarse en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023.

La radiodifusión terrestre es «estratégica para un país, más en el caso de España», insiste Uteca. En caso de desastre o de crisis, «la radiodifusión terrestre asegura el acceso de la población a la información, si es necesario durante días y semanas», ya que «las transmisiones de radiodifusión han demostrado ser las más seguras frente a los desastres naturales», concluye.