– Se han adaptado casi 900 obras de teatro

– Se han beneficiado 16.000 personas mayores y con discapacidad auditiva, visual y/o cognitiva

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

El principal objetivo del `Proyecto Teatro Accesible’ es “lograr que todos los teatros, públicos y privados, de España ofrezcan contenido accesible a las personas con discapacidad sensorial y a las personas mayores”, afirma su directora de Comunicación Catalina Martín. Con motivo de la celebración del Día Mundial del Teatro, suben a escena un tema para la reflexión: el derecho de las personas con discapacidad sensorial y personas mayores a acceder a un contenido accesible en los espectáculos teatrales.

Este proyecto, dedicado a integrar medidas de accesibilidad en las artes escénicas, nació en 2011 con el apoyo de la Fundación Vodafone, el Centro de Rehabilitación Laboral Nueva Vida y la empresa tecnológica Aptent. Desde entonces, confiesa Martín en declaraciones a Servimedia, “se han representado más de 2.000 funciones adaptadas y se han beneficiado 16.000 personas mayores, con discapacidad auditiva, discapacidad visual y/o discapacidad”. Doce temporadas en las que se ha subido el telón para ofrecer cultura al alcance de todos.

MÁS FUNCIONES ACCESIBLES

El trabajo adaptativo que desempeña el equipo técnico de ‘Teatros Accesibles’ es una labor itinerante. Los expertos en accesibilidad a la comunicación se dirigen hasta el teatro que ha contratado sus servicios. Cuando llegan escudriñan el espacio, toman nota de las necesidades y se ponen manos a la obra. “Hay que eliminar las barreras en la comunicación para que todas las personas puedan acceder a la cultura en igualdad de condiciones”, subraya Cristina Martín.

Su labor varía en función del tipo de espectáculo que deben adaptar. Desde transcribir el libreto de una ópera a Lectura Fácil a incorporar el subtitulado o, por ejemplo, interpretar en Lengua de Signos cada una de las escenas de un sainete. “Ellos dejan todo preparado para el día de la función. Montan el estand, colocan los dispositivos para la audiodescripción y se encargan de lanzar los subtítulos. Cuando todo acaba, recogen y se marchan al próximo teatro”. Podríamos decir que estos profesionales van de gira como los artistas de una `troupe’.

Coincidiendo con la efeméride que celebra el día de las artes escénicas se representa este lunes la función adaptada de un gran clásico: ‘El perro del hortelano’ de Lope de Vega. La cita es a las 20.00 horas en el Teatro Bretón de Logroño. La representación dispone de subtitulado para el público sordo, audiodescripción para los asistentes ciegos y sistemas de ayuda auditiva FM -bucle magnético individual y sonido amplificado con auriculares-, para personas con discapacidad y/o pérdida auditiva.

El director de esta adaptación de esta obra del Siglo de Oro es Paco Mir, exintegrante de la compañía de teatro Tricicle y que desde hace años dirige proyectos teatrales, además de zarzuelas y óperas. En una entrevista a Servimedia, Mir reconoce que ésta es su primera vez “en una representación adaptada para personas con discapacidad” y se muestra “feliz e ilusionado” por trabajar sobre un escenario en una función tan especial “justo un día como hoy tan señalado para las gentes del teatro”. “Lo que no sé es cómo se va a arreglar la persona que haga la audiodescripción para retransmitir los diálogos ágiles e ingeniosos de Lope de Vega; y además añadir los gestos, las muecas… Tendrá que ser muy rápido”, dice bromeando.

Quizás también te interese:  El 64% de los cines participarán en el programa para fomentar la concurrencia a los cines de los mayores

El director rememora viejos tiempos con sus compañeros de Tricicle: “Cuando venían grupos de 20 o 30 personas sordas eran experiencias muy bonitas. Yo notaba que lo entendían todo, porque nuestro espectáculo era gestual y se me ponía la piel de gallina. Realmente están a otro nivel de entusiasmo”, asevera el dramaturgo.

LA ACCESIBLIDAD A ESCENA

A través de iniciativas como esta los circuitos teatrales incluyen cada vez más funciones plenamente accesibles, pero aún no son suficientes. Según datos ofrecidos por Aptent, la empresa tecnológica dedicada a la prestación de servicios de accesibilidad a las salas que participa en el ‘Proyecto Teatro Accesible’, en el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual. De esta cifra, 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión.

Además, se estima que un 5% de la población mundial, unos 360 millones de personas, tienen discapacidad auditiva y necesitan de los subtítulos para seguir una ópera u obra de teatro. Además, se calcula que aproximadamente una tercera parte de las personas mayores de 65 años tiene una pérdida de audición discapacitante. Aparte, más de 235.000 personas en España presentan una discapacidad intelectual, lo que supone un 9% del total de personas con discapacidad reconocida.

Ante este escenario, el ‘Proyecto Teatros Accesibles’ trabaja por alcanzar el pleno acceso a contenidos cien por cien accesibles. De momento se han adaptado 869 obras de teatro con servicio de subtitulado y audiodescripción. “Las personas con discapacidad deben tener los mismos derechos que todas las personas y esto incluye el derecho al acceso pleno a la cultura y a la participación en la vida cultural”, destaca Catalina Martín.

La tecnología es ‘la gran protagonista’ en esta puesta en escena de la accesibilidad. Para las personas con problemas de visión se ofrece un servicio de la audiodescripción que se realiza a través del software ‘Starti’. De otro lado, cualquier asistente que quiera oír mejor la función puede utilizar el sistema FM con auriculares. Además, en algunas funciones se ofrece la opción de una visita táctil guiada por un equipo de profesionales. El público puede explorar el espacio escénico donde luego se representará la obra; tocar la escenografía, el vestuario y elementos de utilería; e incluso hablar con algunos de los intérpretes de la producción (para luego reconocer su voz). Asimismo, se elabora la adaptación del programa de mano a Lectura Fácil.

‘Teatros Accesibles’ aboga por la democratización de la cultura y para ello dispone de una amplia red de teatros como el Centro Dramático Nacional, el Teatro de la Zarzuela y el Teatre Nacional de Cataluña, entre muchos otros. El Día Mundial del Teatro “tiene como objetivo poner en valor esta disciplina artística cómo una práctica cultural que nos invita a entender y cuestionarnos la realidad”, aseveran con contundencia desde este proyecto. Precisamente para poder tener una mirada crítica de esa realidad o, si se prefiere, escuchar cantos de sirena para escapar de la misma, resulta indispensable poder verla, escucharla y entenderla. Como diría La Lupe: “La vida es puro y ‘pleno’ teatro”.