– Este miércoles, en el Museo Nacional del Prado

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El rey Felipe VI y la reina Letizia hicieron entrega este miércoles en el Claustro del Museo Nacional del Prado de los Premios Nacionales de Cultura correspondientes a 2020, galardones con los que el Ministerio de Cultura y Deporte distingue a personalidades del mundo de la cultura y que, en esta ocasión, recayeron en personalidades como Andreu Buenafuente, Ana Locking, Chano Domínguez, Irene Vallejo y entidades como la Fundación Toro de Lidia.

Junto al ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, en la ceremonia de entrega y en representación de los galardonados de la edición 2020, intervino la Premio Nacional de Ensayo, Irene Vallejo, que fue reconocida por su obra ‘El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo’.

A juicio del jurado, este trabajo ofrece «un viaje personal, erudito e instructivo por la historia del libro y de la cultura en el mundo antiguo». También considera que «transmite un sentimiento de colectividad en el que tanto la propia autora como quien la lee se reconocen».

«Desde una magnífica capacidad narrativa, la autora conjuga rigor y sentido histórico en el contenido con un extraordinario gusto por la escritura y proyecta una mirada fresca que va más allá del ensayo e incorpora elementos de otros géneros, sumando nuevos lectores a un tipo de literatura cuyo público crece día a día», apostilló el jurado.

Por su parte, el Premio Nacional de Televisión fue entregado a Andreu Buenafuente, de quien el jurado valoró la «versatilidad» de su trayectoria profesional «abarcadora de muy diversos lenguajes y formatos», así como la «reunión en su personalidad creadora» de las distintas facetas del productor, cómico, presentador o actor.

«En todas ellas ha sido capaz de incorporar innovaciones ejemplares para las nuevas generaciones de profesionales, destacando su generosidad en la formación y la dirección de equipos de trabajo», abundó el jurado, que consideró «especialmente relevante» su «contribución al medio televisivo durante el periodo de la pandemia».

En el acto también fue reconocida la diseñadora Ana Locking, que recibió el Premio Nacional de Diseño de Moda por, según el jurado, haber «jugado un papel fundamental» en la «revitalización» de la moda española de los últimos años, combinando diseño de moda y «pulso social» y también «conectando» con los movimientos contemporáneos y «ampliando los cánones de belleza para reflejar la diversidad del ser humano».

Asimismo, el Premio Nacional de Músicas Actuales fue entregado al músico y pianista gaditano Sebastián Domínguez Lozano, Chano Domínguez, que Cultura calificó como «uno de los más grandes representantes» del género jazz-flamenco en España. «En sus más de cuarenta años de trayectoria, ha sido pionero en la creación, divulgación y fidelización de este género tanto a nivel nacional como internacional», señaló el jurado.

A su vez, la poeta e investigadora en poesía contemporánea Alba Cid recibió el Premio Nacional de Poesía Joven ‘Miguel Hernández’ y el jurado valoró de ella que ha participado en volúmenes como ‘Poética da casa’ (2006) y en la antología de ‘Apiario No seu despregar’ (2016).

Publica textos de creación y reseñas en revistas como ‘Grial’, ‘Luzes’, ‘Tempos Novos’ y ‘Dorna’, y es colaboradora de Radio Galega. Además, sus poemas han sido traducidos al castellano, griego, inglés y portugués, y han aparecido en Oculta Lit, The Offing e Poem-a-Day, una serie web de la Academy of American Poets. Actualmente está a cargo del Centro John Rutherford de Estudios Gallegos de la Universidad de Oxford.

En paralelo, el Premio Nacional de Periodismo Cultural recayó en el periodista cultural, escritor y director del suplemento Cultura/s de ‘La Vanguardia’, Sergio Vila-Sanjuán, que se dedica al periodismo cultural desde 1977 y es autor de más de dos mil artículos, textos y reportajes sobre temas de literatura y edición, en los que se ha especializado, así como de pensamiento y artes.

Ha publicado o dirigido una decena de libros sobre estas cuestiones y ha participado en espacios de televisión y dirigido ciclos de conferencias y programas de difusión cultural. Desde 1999 es profesor en distintos cursos de periodismo de la Universitat Pompeu Fabra y la Universidad de Barcelona/Columbia University y ha dedicado numerosos escritos y un libro a reflexionar sobre la práctica del periodismo cultural.

Además, el Premio Nacional de Tauromaquia fue para la Fundación Toro de Lidia, una entidad sin ánimo de lucro destinada a la promoción y la defensa jurídica de todas las tauromaquias que aglutina a todos los actores vinculados al espectáculo taurino y, según el jurado, «extiende su ámbito de actuación más allá de las fronteras españolas».

Entre sus ámbitos de actuación subrayó la defensa jurídica activa de la tauromaquia y la realización de una estrategia y plan de comunicación integral para la promoción de la tauromaquia, «potenciando» un movimiento social que la «aglutine en todo el territorio nacional por medio de los denominados capítulos, asociaciones territoriales encargados de divulgar y respaldar el mundo del toro».

OTROS PREMIADOS

Junto a ellos, el Premio Nacional al Fomento de la Lectura fue para los talleres de fomento de lectura de prensa en la escuela de la Asociación de la Prensa de Madrid y Fundación ‘la Caixa’ a través de su proyecto educativo eduCaixa, que se imparten en centros educativos de la Comunidad de Madrid desde el año 2009.

La iniciativa comparte galardón con la revista ‘El Ciervo’, que ha cumplido 70 años ininterrumpidos como publicación en el ámbito del periodismo de pensamiento y cultura, desde su aparición en los años cincuenta en los que, desde un planteamiento cristiano y junto a otras publicaciones, como ‘Destino’, ‘Cuadernos Hispanoamericanos’ o la ‘Revista de Occidente’, mantuvo, según el jurado, «un espíritu disidente que consolidaría la revista en esa línea durante el franquismo» y es la revista cultural independiente de publicación ininterrumpida más antigua de España.

En la ceremonia se entregaron también el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales, a Araceli Pereda; el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural, a Árdora Ediciones; el Premio Nacional de Artes Plásticas, a José María Yturralde; el Premio Nacional de Teatro, a Cuarta Pared; el Premio Nacional de Ilustración, a Sonia Pulido; el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, a Elia Barceló; el Premio Nacional de Circo, a Los Excéntricos; el Premio Nacional de Fotografía, a Ana Teresa Ortega y el Premio Nacional de Música en la modalidad de Interpretación, a Spanish Brass.

En el acto, que fue clausurado por el Rey Felipe VI, también fueron entregados el Premio Nacional de Música en la modalidad de Composición, que fue para Raquel García; el Premio Nacional de Danza en la modalidad de Creación, para Jesús Carmona; el Premio Nacional de Danza en la modalidad de Interpretación, para Iratxe Ansa; el Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud, para La Baldufa; el Premio Nacional de Cómic, para Javier de Isusi; el Premio Nacional de Poesía, para Olga Novo; el Premio Nacional de Narrativa, para Juan Bonilla; el Premio Nacional de Literatura Dramática, para Guillem Clua; el Premio Nacional a la Obra de un traductor, para Francisco Xavier Senín; el Premio Nacional a la Mejor Traducción, para Isabel García; el Premio Nacional de Historia de España, para Fernando del Rey, y el Premio Nacional de las Letras Españolas, que fue para Luis Mateo Díez.