MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El BNG ha presentado una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Cultura y Deporte por la que insta al Gobierno a derogar la ley que reconoce a la tauromaquia como patrimonio cultural y a eliminar cualquier forma de financiación pública, directa o indirecta, por parte de las instituciones.

En su exposición de motivos, el BNG recordó que la Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural, reconoce en su preámbulo que “la fiesta de los toros y los espectáculos taurinos populares son algo vivo y dinámico, sujetos a constante evolución, sin que se puedan hacer conjeturas sobre de qué manera se adaptarán a las sensibilidades cambiantes de nuestros tiempos u otros venideros”.

Por ello, esta formación comentó que concepto de patrimonio cultural, entendido como “un conjunto de bienes que forman parte de prácticas sociales que han de transmitirse a la siguiente generación para garantizar su permanencia indefinida en el tiempo”, resulta algo “subjetivo y dinámico y no depende de los bienes o entidades materiales o inmateriales, sino de los valores que la sociedad les atribuye en cada momento de la historia y que determinan qué hay que proteger y conservar para la posteridad”.

El BNG expuso que actualmente la protección de los animales es un “valor para la sociedad” y un “deber legal” que abarca a “todos los poderes públicos”, lo que le permitió colegir que “hoy en día la sociedad se manifiesta claramente en contra de los espectáculos taurinos”.

Añadió que los espectáculos taurinos “siguen siendo una excepción en el marco de la legislación de protección de los animales en cuanto a su sufrimiento y muerte”, por lo que “no es pertinente extender dicha excepcionalidad a la generalidad a través de la declaración ilegal de patrimonio cultural”.

Quizás también te interese:  Disfruta de los Mejores Locales de Música en Directo en Mataró - ¡No te los pierdas!

Tras recordar que la aprobación de esta ley buscó la inclusión (infructuosa) de la tauromaquia en la lista de patrimonio cultural de la Unesco, adujo que las obligaciones de la norma “encuentran sus límites en derechos reconocidos en la Constitución”, relativos a la protección de la familia, la infancia y la adolescencia.

A su vez, el BNG explicó que la tauromaquia es “objeto de una notable actividad de fomento” por parte del Ministerio de Cultura y Deporte, que concreta en el Premio Nacional de Tauromaquia o la Medalla al Mérito en las Bellas Artes; y del Ministerio de Agricultura, que proporciona fondos económicos y subsidios a las ganaderías de toros de lidia.

Por todo ello, el BNG busca con su proposición no de ley instar al Gobierno a derogar la ley que reconoce a la tauromaquia como patrimonio cultural y a suprimir las “medidas de fomento, protección o valoración de los espectáculos taurinos por parte de los poderes públicos estatales”.

También pretende que se abrogue el Premio Nacional de Tauromaquia y la concesión de las Medallas de Bellas Artes para los espectáculos taurinos.

Por último, plantea “eliminar cualquier forma de fomento y protección a través de medidas que supongan subvenciones, inversiones, beneficios fiscales o cualquier otra forma de financiación pública, directa o indirecta, por parte de los poderes públicos estatales”.

Esta “limitación”, según el BNG, ha de aplicarse a las actividades de crianza y selección del toro de lidia, a la formación de profesionales taurinos y a la construcción, rehabilitación, montaje y mantenimiento de plazas de toros e instalaciones, permanentes o no, destinadas a la realización de este tipo de espectáculos.