MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Un total de 420 salas de cines, que suman más de 3.000 pantallas de proyección, se han adherido al programa impulsado por el Gobierno para fomentar la vuelta a los cines de las personas mayores, un guarismo que representa el 64,22% del total de establecimientos privados que podían acogerse a esta iniciativa.

Según informó Cultura, las personas mayores de 65 años podrán ir al cine a un precio reducido de dos euros en cualquier de estas 420 salas a partir del próximo 11 de julio.

Por territorios, en Andalucía se han sumado 77 cines; en Aragón, 16; en Asturias, 6; en Baleares, 12; en Canarias, 11; en Cantabria, 4; en Castilla-La Mancha, 17; en Castilla y León, 27; en Cataluña, 76; en Comunidad Valenciana, 55; en Extremadura, 8; en Galicia, 17; en La Rioja, 3; en Madrid, 44; en Murcia, 10, en Navarra, 7; en País Vasco, 28; en Ceuta, 1; y en Melilla, 1.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 13 de junio la medida que posibilitará que un día a la semana, preferiblemente los martes u otro día en el caso de las salas que sólo abren durante el fin de semana o que cierran precisamente los martes, los mayores accedan a las salas por dos euros. Las entradas sólo podrán adquirirse en las taquillas de las salas, previa identificación del interesado y la acreditación de su edad.

El programa cuenta con una dotación presupuestaria de diez millones de euros a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2023. Las salas recibirán la cuantía de la subvención dependiendo del número de entradas vendidas con precio reducido, según sea la diferencia entre su precio ordinario y el precio reducido de dos euros, con un importe máximo subvencionable de tres euros por entrada.

Quizás también te interese:  Los museos estatales se suman a la celebración del Día Internacional y la Noche Europea de los Museos

Tras la concesión de la subvención, el pago se realizará bimestralmente. De este modo, antes del 30 de septiembre de este año se abonará la cantidad correspondiente a las entradas vendidas entre el 1 de julio y el 31 de agosto; y antes del 30 de noviembre, la cantidad de los tiques expedidas entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre. Las empresas beneficiarias deberán justificar la actividad realizada con anterioridad a recibir el pago que le corresponde.

Esta subvención es compatible con otras ayudas de cualquier administración o ente público o privada que tenga como finalidad fomentar el acceso a las salas de cine.