MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Cultura y Deporte elaborará un informe para conocer la presencia de las mujeres en sus patronatos y consejos e incluirá la «perspectiva de género» en sus iniciativas, lo que se traducirá en la inclusión de la paridad en los premios nacionales, las ayudas y becas y en las actividades culturales que promueva.

Lo atestiguó en una respuesta por escrito a una pregunta formulada por la diputada de Unidas Podemos Mar García Puig, quien se interesó por el plan de trabajo 2022/2023 del Observatorio de Igualdad de Género en el ámbito de la cultura.

En su respuesta, el departamento dirigido por Miquel Iceta explica que el referido plan de trabajo se compone de cuarenta medidas, agrupadas en las siguientes cuatro grandes líneas de trabajo: potenciar el Observatorio de Igualdad, profundizando en el diagnóstico sobre las desigualdades, incorporar la perspectiva de generó en las instituciones y en las políticas culturales, promover y visibilizar activamente la creación y producción artística e intelectual de las mujeres e integrar la perspectiva de género en todas las acciones del Ministerio de Cultura.

En lo referido al informe sobre la aplicación de la Ley de Igualdad en el ámbito de la cultura, el departamento de Iceta tendrá en cuenta las cuatro siguientes, que se concretarán en medidas que se tomarán entre este año y el que viene: «la perspectiva de género no puede seguir siendo un programa anexo y colateral en los planes de actuación orientado a la atención a colectivos especiales y con actividades puntuales el día 8 de marzo», «seguir profundizando en el conocimiento de los procesos, fenómenos y factores en los que sigue anclándose la desigualdad entre mujeres y hombres en el campo de la cultura», «mejorar la presencia equilibrada de las mujeres en la gobernanza de las políticas culturales» y «poner en marcha de forma decidida acciones positivas que obliguen a un reparto equitativo del poder cultural y del derecho de las mujeres a crear, producir, exhibir y difundir sus obras en condiciones de igualdad».

MUJERES EN LA CULTURA

Ante estas recomendaciones, Cultura ha decidido incorporar la «perspectiva de género» en todas sus acciones, lo que incumbe a su normativa, planes sectoriales, contratos, convenios, ayudas, comunicación pública, empleo y formación de su personal y organismos adscritos.

También ha aprobado una instrucción encaminada a «mejorar y fortalecer» sus sistemas de información administrativa, lo que obliga a «la incorporación del sexo» en aquellos en los que todavía esté ausente, involucrando a los centros directivos en la evaluación, implantación y seguimiento de esta medida.

Del mismo modo, apoyará, promoverá y difundirá los estudios elaborados por las asociaciones de profesionales de la cultura integradas en el Observatorio, y desarrollará trabajos sobre la presencia de las mujeres en la cultura.

A su vez, elaborará un informe para evaluar la presencia de mujeres en sus patronatos y consejos para saber si hay una «presencia equilibrada» de éstas en ellos e incorporará la «perspectiva de género» en sus iniciativas, lo que se traducirá en la inclusión de la paridad en los premios nacionales, las ayudas y becas y en las actividades culturales que promueva.

Por su parte, Cultura ha apoyado una serie de medidas por sectores. En el de las artes, visuales y museos, se reservará a creaciones de autoría femenina un mínimo del 40% de la partida destinada a adquisiciones de bienes patrimoniales, fundamentalmente de arte contemporáneo, incorporando a artistas históricas; en el de cine y audiovisuales, la reserva será de un mínimo del 35% del presupuesto a proyectos dirigidos exclusivamente por mujeres en las ayudas a producción de largometrajes y cortometrajes; y en el de artes escénicas y musicales, se asegurará que el 40% de la programación de las unidades de producción de teatro contemporáneo se correspondan con obras escritas o dirigidas por mujeres, el mismo guarismo que se reservará para creadores en los talleres y actividades de creación artística.