Buddy Holly fue un cantante y compositor de rock and roll estadounidense, uno de los primeros en tener éxito en el mundo de la música popular. Nació en Texas en 1936, y desde muy temprana edad demostró un gran talento para la música.

Primeros años de vida

Holly comenzó a tocar la guitarra a los 12 años y formó su primera banda a los 15. Después de graduarse de la secundaria, Holly decidió dedicarse a la música de tiempo completo. Se mudó a Lubbock, Texas, donde comenzó a tocar en clubes locales y a grabar sus canciones.

Carrera musical

En 1956, Holly firmó un contrato con la discográfica Decca Records. Sus primeras grabaciones tuvieron un éxito moderado, pero el single “That’ll Be The Day” se convirtió en un gran éxito, alcanzando el número 1 en el Reino Unido.

En 1957, Holly se embarcó en su primera gira por Estados Unidos, llevando a cabo más de 40 conciertos en un período de dos meses. La gira tuvo un gran éxito y se convirtió en la base para su futuro éxito comercial.

Últimos años

En 1958, Holly se embarcó en su gira de despedida “The Winter Dance Party”. Durante la gira, Holly tuvo un accidente de avión, el 3 de febrero de 1959, en el que fallecieron él y los otros dos pasajeros.

Legado

Desde su trágica muerte, Holly se ha convertido en una figura legendaria. Su música ha influenciado a muchos de los músicos de rock and roll de la década de 1960, como The Beatles y The Rolling Stones. Su legado sigue vivo hasta el día de hoy, y se ha convertido en una de las figuras más importantes del rock and roll de todos los tiempos.

Quizás también te interese:  Música Slow en el Cine Independiente: Bandas Sonoras que Dejan Huella

Discografía

Durante su carrera, Holly grabó un total de 11 álbumes de estudio, incluyendo:

  • The Chirping Crickets (1957)
  • Buddy Holly (1958)
  • That’ll Be The Day (1958)
  • The “Chirping” Crickets (1959)

Además, Holly también grabó numerosos singles que alcanzaron el éxito, entre los que se incluyen “That’ll Be The Day”, “Peggy Sue”, “Everyday”, “Oh, Boy!” y “Rave On”.