MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

La portavoz municipal y delegada del Área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, insistió este jueves en que el Reggaeton Beach Festival “no se va a llevar a cabo” este fin de semana.

Así lo confirmó durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno después de que ayer se conociese que el Consistorio madrileño no daba la autorización al promotor para la celebración de este evento al que estaba previsto que asistiesen más de 40.000 personas por día.

Sanz constató que el promotor está presentando distintas alegaciones “que se resolverán”, pero remarcó que “hay cuestiones diferenciales” de este evento respecto a los anteriores, como el MadCool, que “es lo que ha llevado al Ayuntamiento a no autorizar este evento”.

La portavoz municipal explicó que la decisión de no autorizar el evento se tomó en base a varios informes, como “un plan de movilidad que estaba incompleto, informes desfavorables por parte de bomberos y las comunicaciones por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a través de la Delegación de Gobierno, donde se desaconseja la celebración de este evento”.

Preguntada sobre por qué se podía seguir comprando entradas para el festival esta misma mañana, Sanz respondió que se trata de un evento privado en donde las competencias del Ayuntamiento son solo “para autorizar el evento y recabar todos los informes”.

En este sentido, incidió en que la venta de entradas corresponde al promotor y “sabe cuál es la situación” y que este evento “no está autorizado”. A partir de ahí, “corresponde al promotor tomar las medidas necesarias para canalizar esta situación dado que el evento no se va a llevar a cabo”.

Quizás también te interese:  Descubre los mejores locales de música en directo en Yecla: ¡un paraíso para los amantes de la música en directo!

La portavoz municipal comentó que no sabe cuál es la posibilidad alternativa que pueda plantear el promotor, pero “veo difícil que de aquí a mañana que se celebra el evento se pueda buscar un nuevo emplazamiento, que requeriría de nuevos permisos y nuevos expedientes”.

“Son procesos complejos que requieren del cumplimiento de muchos informes y de muchas prescripciones para garantizar la seguridad y que se pueda realizar de la mejor manera”, aclaró la responsable de Seguridad y Emergencias del Consistorio madrileño.